viernes, 27 de mayo de 2016

Villa Clara nuevo monarca del fútbol femenino sub.18



Por Osmany Torres. 
El Campeonato Nacional de Fútbol Femenino categoría sub.18 concluyó recientemente en Santiago de Cuba con la coronación de un nuevo campeón. Tras cinco fechas el plantel de Villa Clara emergió vencedor al sumar 13 puntos y aventajar en dos rayas al elenco local que se quedó con ganas de levantar el cetro al igualar un partido más que las campeonas. El último escalón del podio fue para La Habana, merecedora de seis unidades en sus cinco salidas al campo.
Las villaclareñas arrancaron el torneo con un empate a un gol frente a las santiagueras pero en lo adelante archivaron éxitos de 2x1 contra La Habana, Camagüey y Las Tunas, mientras batían 3x1 a Artemisa para certificar el título. Así las del centro del país mejoraron el subtítulo de la versión precedente disputada en Las Tunas y sucedieron a las tuneras como titulares de la isla en la categoría.
A pesar de tener en sus filas a la mejor jugadora del campeonato, Maristania Mengana, las anfitrionas santiagueras no pudieron imitar el resultado de Las Tunas el pasado año y se quedaron a las puertas del cetro al igualar a un gol con Camagüey en su tercera presentación del certamen.
Previamente las indómitas vencieron 3x2 a La Habana y cerraron la contienda con victorias de 2x1 sobre las tuneras y 2x0 ante Artemisa. La medalla de plata supera el metal bronceado alcanzado en la lid de 2015.
También mejoró su ubicación en la tabla con respecto al año anterior el equipo de La Habana que del cuarto escaño subió al tercero este curso gracias al poder goleador de Francis Riquelme, líder goleadora de la justa con seis tantos.
A las capitalinas les bastaron par de triunfos frente a Camagüey (2x0) y Las Tunas (4x0) para asegurar la tercera plaza de la clasificación. Los restantes choques de las habaneras en el torneo acabaron en derrotas de 1x2 con Villa Clara, 2x3 ante Santiago de Cuba y 0x1 contra Artemisa.
Después de los tres primeros del campeonato se ubicaron las representaciones de Camagüey (4 puntos), Las Tunas (4) y Artemisa (4). Las camagüeyanas mejoraron su ubicación este curso al finalizar un lugar por encima del 2015, mientras las tuneras fueron de la cima al quinto escaño en doce meses. En similar posición acabaron las artemiseñas que como aspecto positivo este año archivaron cuatro puntos luego de irse en blanco en el pasado torneo.
Los tres primeros clasificados de la Final sub.18 se llevaron a casa todos los premios individuales con la habanera Francis Riquelme como líder goleadora, la santiaguera Maristania Mengana, mejor jugadora y la villlaclareña Aliannys Romero como mejor portera.
En el tema del arbitraje se reconoció la labor de la capitalina Ivette Santiago, en tanto la holguinera Yuliet Romero era premiada entre los asistentes.
Próximamente las mejores jugadoras del recién finalizado Campeonato sub.18 de Fútbol Femenino deben ser convocadas a la preselección nacional con vistas a futuros compromisos internacionales.

jueves, 26 de mayo de 2016

Nacional de fútbol en recta final


Por Osmany Torres.
El principal torneo futbolístico de Cuba entra en su recta final con La Habana y Guantánamo como principales favoritos al título, aunque  Villa Clara y Santiago de Cuba todavía pueden asaltar la cima por la corta distancia que los separa de los dos primeros. Mientras, en la parte baja de la tabla la situación no ha cambiado mucho con Cienfuegos e Isla de la Juventud prácticamente condenados al descenso tras sumar solo ocho y diez unidades en catorce fechas.
En esta carrera final hacia la corona La Habana es el equipo más favorecido por el calendario al jugar como local de la fecha quince a la dieciocho. Los habaneros tienen en sus manos la posibilidad de romper la sequía de títulos de los últimos quince años y encumbrar a un técnico (Dariem Díaz) que estuvo en el último plantel capitalino titular de Cuba en 2001 y ahora sueña desde el banquillo repetir la gloria para unirse al selecto grupo de personas que subieron a lo más alto como jugadores y entrenadores.
Por su parte, el actual sublíder de la clasificación, Guantánamo disputará tres de sus últimos cuatro juegos del Campeonato como visitante. Los guantanameros han aflojado en sus últimas presentaciones donde su defensa hizo aguas pero todavía esperan conquistar un título que sería histórico para la región.
Villa Clara tiene programado tres choques en Zulueta, en tanto Santiago de Cuba jugará solo uno en el CVD Antonio Maceo de la Ciudad Héroe. Ambos elencos están obligados a no resbalar para seguir metiendo presión a los dos punteros.
Si la recta final del Campeonato promete emociones en la zona alta de la clasificación con cuatro equipos envueltos en la lucha por el título, que decir de la parte media y baja de la tabla donde cualquier tropiezo puede complicar las cosas y generar movimientos en la ubicación de los equipos.
Ciego de Ávila, Las Tunas y Camagüey no deben tener problemas para mantener la categoría al ubicarse en los puestos cinco, seis y siete y solo deben tratar de mejorar sus prestaciones para cerrar el torneo de la mejor forma posible.
El calendario les depara a avileños y tuneros tres partidos como locales, en tanto los camagüeyanos disputarán par de choques en su sede de Minas.
Al filo de la navaja se encuentra el elenco de Granma que en el octavo lugar de la tabla de posiciones marca la permanencia. Los granmenses definirán su suerte midiéndose a los tres primeros equipos de la clasificación, La Habana, Guantánamo y Villa Clara, y solo en el caso de los guantanameros serán anfitriones. Su otro choque del tramo conclusivo será en Manatí contra Las Tunas.
Cienfuegos lo tiene muy complicado al ubicarse en la novena plaza y definir su futuro en la máxima categoría del fútbol nacional lejos de sus predios del Luis Pérez Lozano al disputar los últimos cuatro duelos del Campeonato como visitantes. De esos cuatro choques, las visitas a Zulueta y Minas se tornan como las más complicadas.
Isla de la Juventud parece no tener recursos para cambiar su situación y desde ya prepara su incursión en la Segunda División el próximo año, más allá de que todavía le restan par de partidos como anfitrión en El Rodeo de Nueva Gerona. Los pineros apenas suman ocho puntos de 39 posibles para cerrar la lista de diez participantes en la Primera División del fútbol nacional.
Hasta el momento la única certeza del actual torneo es que habrá un nuevo campeón, lo demás todavía está por ver. 

lunes, 23 de mayo de 2016

El primer árbitro cubano que pitará la Copa América


Por: Mayli Estévez Fotos: Yariel Valdés.
Un cubano se estrenará como árbitro principal en la venidera Copa América Centenario de fútbol, que tendrá asiento en varias ciudades de Estados Unidos desde el próximo 3 de junio. Será el primero, nacido en esta Isla, que pite un partido en el torneo de naciones más antiguo del planeta. Se nombra Yadel Martínez Pupo y tiene 31 años. Para más señas es holguinero, de Mayarí.

“Hace algunos días me llegó esta noticia de que me habían asignado trabajar en la Copa América. Vino desde los directivos de CONCACAF, creo que a raíz de un seminario donde estuvimos varios jueces en la ciudad de Miami. Pasamos por actividades prácticas, teóricas y físicas. Evidentemente vieron lo que propuse y les gustó. De ahí yo supongo que salieron decididos para elegirme”, dice Martínez Pupo, quien acababa de pasar 90 minutos vilipendiado por el graderío en el estadio de Zulueta, al norte de Villa Clara.

El reto será inmenso, sobre todo porque el “guajirito” de Mayarí —a más de 1000 km de la capital cubana— tendrá que plantarle cara a inmensos de la talla de Lionel Messi o James Rodríguez. Y adosado en el balompié manigüero de esta islita del Caribe, las papeletas no le van a favorecer mucho. Junto a él, viajará otro cubano, pero como asistente, el camagüeyano Hirán Dopico.



Salido de un Combinado Deportivo, sin terrenos donde ejercitarse a cabalidad o centros donde estudiar partidos internacionales, este joven dice no estar intimidado por lo que se avecina.

“Es la oportunidad de mi vida. El logro más grande de mi carrera. El primer cubano, imagínate la emoción, el deseo y el orgullo que tengo”.

Desde el 2013 forma parte del plantel de árbitros internacionales de la FIFA.

Martínez fue principal en el partido de la eliminatoria mundialista entre México y Canadá, y un poco antes, en el estadio Pedro Marrero había pitado el histórico New York Cosmos vs Cuba. Y aunque aún no digiere el sobresalto que le provocó el comunicado de CONCACAF, puso la mira en el Mundial de Rusia 2018. Allí tampoco ha pitado un cubano. Llegar ahí sería como viajar al espacio exterior, y Martínez Pupo el nuevo Arnaldo Tamayo.

Todavía se desconocen los partidos donde actuará en la Copa América. “Eso es confidencial, no se dice hasta cuando estemos allá”, casi que me susurra. Primero recibirá un seminario en Chicago que finalizará el 31 de mayo. Ese día Martínez Pupo sabrá si le tocará saludar a Messi en el inicio de un choque. Le dejo caer la posibilidad, el sueño de muchos, por marcarle simpatías hacia algún equipo del área. Pero no muerde el anzuelo. El de Mayarí se mantiene fiel a esa suerte de juramento, donde muchos esquivan dar entrevistas o criterios a priori de este tipo de eventos. Sé que está haciendo una excepción, teniendo un desliz.

“¿Messi? Puede ser, es un buen jugador, sería una bonita experiencia. Saludarlo a él, y a todos los grandes que estarán ahí, servirá como historia para contar a los hijos. Pero mi función será impartir justicia, trabajar al nivel que se me exige. Mi favorito es el equipo arbitral”.

En total, la Copa América contará con 45 jueces oficiales, así como catorce árbitros entre centrales y asistentes, soporte o alternativos. Dos de ellos serán reconocibles por el acento cubano, por primera vez. La mayor responsabilidad la tendrá Martínez Pupo, holguinero, salido de un Combinado Deportivo en Mayarí, a mil kilómetros de la Habana. Llegado el día, anote la fecha, estará viendo historia.


Alonso y el Sounders caen en casa.

De poco le sirvió al Seattle Sounders monopolizar el balón (66% de posesión) o superar claramente en disparos a puerta (17 a 10) al Colorado Rapids en el partido de este sábado en casa, pues fue el equipo visitante quien se llevó los tres puntos gracias a un gol de Axel Sjoberg a los 43 minutos.

Fue un partido hasta cierto punto extraño para Alonso, acostumbrado más a sus dotes defensivas, quien llegó a crear tres ocasiones claras de gol para sus compañeros que no pudieron sentenciar frente al marco.

La primera ocasión creada por Ozzie llegó apenas a los 9 minutos cuando con un pase en profundidad, raso, partió a la defensa del Rockies dejando a Clint Dempsey frente al portero del Colorado, quien aguantó bien y detuvo el disparo del delantero escarlata.

A los 54 otra vez, la combinación Ozzie-Dempsey, el cubano le entregó el balón al “2” del Sounders que tuvo todo el tiempo del mundo para girarse, darse la vuelta y soltar un riflazo bien contenido por el portero visitante.

Diez minutos más tarde otra vez alimentando a los delanteros de su equipo, estaba vez conectado con Morris quien apareció sólo en el área grande pero su disparo con conva se fue lamiendo el segundo poste del Rapids.


Pero esta vocación ofensiva de Osvaldo no afectó en nada su ya acostumbrada labor en el mediocampo completando 82 de los 91 pases que intentó en la noche, recuperó 5 balones, a lo que añadió 3 intercepciones, 3 tackles ganados y un despeje ofensivo dentro del área para evitar mayores complicaciones defensivas para su equipo, ganó dos faltas y cometió una en los 90 minutos de juego.