jueves, 8 de octubre de 2015

A generación perdida, volver al pitazo inicial

Por: Arian Alejandro Rodríguez. (http://arianalejandro.cubava.cu/)

Desinformado, intranquilo, ansioso, preocupado, triste. Así fue mi transformación sentimental entre las 7pm y las 9pm de este martes, horario en el que Cuba se jugaba el pase a la siguiente fase del preolímpico futbolero ante Canadá. Una victoria daba prácticamente la clasificación a los antillanos, y los que quedaban del desembarco inicial lo sabían. Les sobraba confianza, les falta lo de siempre, chocar con la realidad del distanciamiento en cuanto a fogueo.

No se pudo. Un empate a dos goles nos condenó injustamente, pero el deporte y en especial el más universal nunca se ha caracterizado por ser bondadoso con aquellos pequeños que van con más sueños en sus maletas que partidos en sus botines. Aunque me reitero, Canadá es parte negativa para nuestra selección solo en este presente incierto en que se encuentra el fútbol cubano.

Para ustedes muchachos, aplausos, estrechón de manos, palabras críticas disfrazadas de aliento. Para los que manejan o “dirigen” el deporte más hermoso del mundo en nuestra isla, la mirada amenazadora, ustedes, señalados. ¿Cuántos futbolistas más tenemos que ver escapar en busca de ese sueño que desde el 2013 ustedes pueden hacer realidad? En menos de una década hemos sido testigos a la distancia de huidas que desangran, pero al menos yo las entiendo.

miércoles, 7 de octubre de 2015

El Fútbol de los Viciosos.

Joseph Blatter y Luis Hernández comenzaron simbólicamente las labores de la cancha sintética en Cuba, y lo triste es que se quedó en eso, algo simbólico

Por Raynol Paz Carmenate.
Seguramente la prensa cubana hablará hoy o mañana, o quizás hasta el jueves, sobre la actuación cubana en el preolímpico de CONCACAF después que los muchachos terminaran cediendo (no sin antes luchar hasta el final) un empate que los deja fuera de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

Más allá de lo que pueda o no decir la prensa, nadie sabrá porque unos pocos hablan demasiado sobre el fútbol cubano, si este es la sombra de otros deportes en la isla. Algunos pudieran pensar que es una dosis de fanatismo que involucra a los que lanzan “campañitas” en Redes Sociales.

Y es que este círculo vicioso no se acabará nunca. A los que juegan les tocará sufrir, sudar, correr, y vivir de las decepciones esperando otra oportunidad. A los que escriben corresponde el papel secundario de cumplir con la información. A los que denuncian y caen mal, les tocará ser sinceros, sin vacilar ni un instante el compromiso moral de reflejar la realidad tal cual. Al tiempo que los que dirigen como buenos actores de reparto, pueden sufrir y decepcionarse, pero serán los únicos que lleven recompensa a casa por el mal trabajo.

Lanzar acusaciones a la ligera o sin pruebas concretas (no es el caso) sería nefasto para cualquier periodista, llevarse por los sentimientos sería peor, pero callar ante tanta injuria terminaría por convertirlos en cómplice.

Inmerecida.

Nuestro orgullo
Hay eliminaciones y eliminaciones, y de todas las que he vivido esta es la que más me ha dolido, la más inmerecida que me ha tocado vivir, el futbol fue mezquino y premió al peor al que menos hizo por la victoria y castigó al que lo dejó todo sobre la cancha.

Cuba lo había planeado así, lo había calculado perfectamente y casi.. casi se le da. Canadá era el equipo más a modo, al que le habíamos tomado la medida y el que se usaría para pasar a la siguiente ronda sin embargo el pase se fue literalmente a milímetros del poste izquierdo del portero canadiense, primero con un cabezazo de Daniel Luis y después con un disparo desde afuera del Capi.

No alcanzo para clasificar pero si para llenar nuestro corazón, para colmar nuestras ganas de buen futbol, para mantenernos al borde de la silla, comernos las uñas y sentir los pelos del cuerpo erizarse, nos alcanzó para sentirnos aun más orgullosos de nuestro equipo, de nuestros muchachos.

martes, 6 de octubre de 2015

Pre Olímpico. Ante Canadá como estaba planeado.


El Fideo Reyes tratará de seguir celebrando ante Canadá

Llegó el momento definitorio para la selección olímpica cubana, el boleto a semifinales depende de una victoria frente a Canadá (si no sucede una inmensa sorpresa y los panameños, como se espera pierdan contra los Estados Unidos) tal y como se esperaba desde antes del torneo en un partido en el que Triana volverá a tener opciones limitadas tal y como también se esperaba antes del torneo.

Si bien los “entendidos” que cuando se refiere a Cuba nunca saben nada, los canadienses deben ganar tranquilamente ante un equipo cubano al cual catalogan como el más débil de la llave ignorando, o tal vez desconociendo el trabajo hecho por este grupo en los últimos años.

Cierto que el equipo tiene ausencias, que lució horrible en el segundo tiempo contra Panamá, en los 90 minutos contra Estados Unidos, que mientras que todo el mundo se preparó a conciencia con el apoyo de sus Federaciones los nuestros tuvieron que trabajar con las uñas debido a la falta de eso que a los otros le sobró, pero también es cierto que en este equipo hay mucha calidad, hay jugadores diferentes, verdaderos guerreros que hoy tratarán de callarle la boca a los que no creen en ellos a los que los menosprecian.

domingo, 4 de octubre de 2015

Tampoco Pepe


La noche terminó como empezó el día para el futbol cubano, con malas noticias y Pepe Miranda y sus OC Blues quedaron eliminados en la semifinal de la Conferencia Oeste de la USL por el LA Galaxy II con marcador de 2-0.

El OC que hace solo dos semanas terminó con el mejor record de la Confederación Oeste recibió a un Galaxy que venía de eliminar al hasta entonces Campeón de la Liga el Sacramento Republic la semana anterior, y el “Dos” como se le conoce al segundo equipo del conjunto MLSero demostró en apenas 30 segundos que venían con la intensión de llevarse la victoria en una acción que obligó al cubano Pepe Miranda a su primera intervención de la noche.

Poco muy poco pudo hacer el matancero en los dos goles del Galaxy, muy parecidos el uno del otro. Un pase filtrado entre los dos centrales le permitió a Lassitter, delantero galáctico ganarle las espaldas a sus marcadores y plantarse solo ante Miranda que trataba de cerrarle el angulo de disparo, sin embargo del delantero no tuvo problemas para liquidar al cubano con una excelente definición, cuando apenas corrían 15 minutos de juego.

No habían transcurrido 10 minutos de la segunda mitad cuando otro pase filtrado a la espalda de los centrales volvió a dejar a Lassiter con solo Miranda por vencer y por segunda vez el delantero no fallaría para subir el 2-0.

El OC tuvo una inmejorable oportunidad de descontar pero desperdició una pena máxima muy bien detenida por el portero del Galaxy.

En los minutos finales los “Dos” pudieron subir otro gol en el marcador, cuando otra vez Lassiter se encontró solo contra Miranda, pero esta vez el matancero le ahogó el grito de gol con una monumental parada.

Debut y Despedida


Habrá que esperar hasta el próximo año para
volver en acción a Arielito.
Así puede definirse el esperado debut de Ariel Martínez con el Charleston Battery, toda vez que el equipo de Carlina del Sur no pudo sobrepasar al Lousville City en la semifinal de la Conferencia del Este de la USL.
Aunque los intensos trabajos burocráticos de la directiva del Battery para obtener la autorización de la Liga para que el espirituano pudiera jugar frente al Lousville sumado a la ausencia de Ricky Garbanzo, volante ofensivo titular del conjunto aurinegro podrían hacer prever que Martínez arrancara desde el principio, Mike Anhausser prefirió respetar a los jugadores que habían hecho el trabajo durante todo el año para llevar al equipo hasta esta instancia y darle entrada en el once titular a Thourie.
Tal y como había hablado con Arielito al minuto 60 llegó el momento esperado y con el número 13 en la espalda Ariel Martínez ingresó al terreno de juego con las intenciones de cambiar el juego y casi lo cambia a los 10 segundo de ingresado, cuando pudo haber visto la roja por un intento de codazo a un defensor del Lousville, pero en un hecho curioso y hasta cierto punto humorístico el central, reconociendo al cubano, le dijo que tratara de calmarse y que después quería tomarse una foto con él.
Cooper estuvo impresionante bajo
los tres palos.
No pudo sin embargo en su noche soñada cambiar la historia de un Battery que no pudo encontrar el camino a la meta contraria, y aunque Ariel dio algunas pinceladas de ese futbol que posee, solo pudo conectarse una sola vez con Maikel Chang y nunca con Dan Kelly que fiel a su alma guerrillera rara vez entregaba el balón y buscaba convertirse en héroe, perdiendo todos los duelos que intentó en la noche.
Pero si bien la figura de la noche era Ariel Martínez quien se robó el show por parte del Battery fue su guardameta, el camagüeyano Odisnel Cooper, y lo hizo en los dos sentidos, excelente en sus reacciones bajo los tres palos y catastrófico en sus saques de meta, sobre todo en el segundo tiempo en el que tiró fuera cuatro saques consecutivos.
22 tiros a puerta, 10 saques de esquina y 7 atajadas fueron los números de Cooper antes de que Fondy de cabeza lo lograra vencer, un trabajo que le permitió llegar al Battery al alargue ante un equipo que mostró mejor conducción del balón y dinámica y que mereció la victoria en su estadio y ante casi nueve mil espectadores.

Sin sorpresas


No hubo sorpresas y se dio la lógica, lo esperado desde antes de llegar a los Estados Unidos y Cuba cayó ante la escuadra local, aunque con un marcador mucho más amplio de lo que a priori se pudo pensar, pero que refleja lo visto en el terreno de juego, en el que los del norte fueron muy superiores a los nuestros.

Un resultado que a pesar de lo contundente: 1-6 no es del todo malo si se tiene en cuenta que a primera hora el seleccionado de Canadá derrotó al conjunto panameño con lo que una victoria sobre los de la hoja de maple nos pudiera meter en las semifinales del torneo, si como se espera los norteamericanos vencen a los canaleros, por lo que, como ya se sabía el lunes será definitivo para el equipo cubano, lo que deja la derrota de hoy como un hecho simplemente anecdótico.


Preocupa eso si la actitud del equipo hoy, a veces desconcertado, displicente en la marca, aunque con lo que tenía buscó ir al frente en una segunda parte en donde los norteamericanos bajaron las revoluciones en su juego, buscando preservarse para lo que viene, un equipo cubano que también se vio muy leal no recurriendo nunca al juego brusco para frenar al equipo contrario como suele suceder cuando se ven este tipo de marcadores.