viernes, 18 de diciembre de 2009

Liga Europea: Dos rondas para soñar

MADRID -- El Wolfsburgo alemán y el Galatasaray turco fueron emparejados con el Villarreal y el Atlético Madrid, respectivamente, para los dieciseisavos de final de la Liga Europa, mientras que el Athletic y el Valencia se medirán al Anderlecht y Club Brujas, ambos representantes belgas, segun el resultado del sorteo realizado este viernes en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza) para determinar los emparejamientos de dieciseisavos y octavos de final de la Liga Europa, cuya final se jugará el 12 de mayo del 2010 en Hamburgo.

Sólo el Valencia, que a última hora se impuso al Genoa en el último partido de la fase de grupos, afrontará el choque de vuelta como local. Los partidos de ida se disputarán el 18 de febrero. La resolución será una semana después, el 25.

Fueron estos los emparejamientos de dieciseisavos de final de la Liga Europa que deparó el sorteo realizado hoy en la sede de la UEFA en Nyon (Suiza). También dejó establecida la eliminatoria de octavos, que advierte un compromiso complicado, especialmente, para el conjunto valenciano, que si solventa el choque ante el Brujas, se mediría al vencedor del duelo entre el Werder Bremen alemán y el Twente, actual líder de la liga holandesa.

El Wolfsburgo, adversario del Villarreal, es un conjunto que procede de la Liga de Campeones. Tuvo la clasificación en la mano hasta la última jornada.

martes, 15 de diciembre de 2009

El gran robo del 78

Hace unos días nada más celebramos el Día del Futbolista en Cuba, el 11 de Diciembre, para aquellos que no lo sepan, celebración con la que se le rinde honor a aquellos 22 hombres que en 1911 efectuaron el Primer Partido Oficial en la isla. La fecha sin duda debería estar llenas de celebraciones y momentos agradables algo que realmente no ocurre y que solo es recordado acaso por un comentario fugaz en la prensa cubana.
Pero esta fecha es además una que trae recuerdos dolorosos a los aficionados del fútbol y no solo por el olvido a que este deporte es lanzado por aquellos que deberían respaldar a este deporte y aquellos encargados de difundirlo, sino también por uno de los resultados más amargos de este deporte en Cuba, nos referimos al despojo del que fue víctima nuestra selección en el Sylvio Cator de Puerto Príncipe durante las eliminatorias para el Mundial de Argentina 1978.
Cuba y Haití eran sin dudas los dos equipos caribeños más fuertes en la década de 70. Los haitianos, con un excelente equipo comandado por Emanuel Sanon, venían de haberse clasificado para el Mundial de Alemania 1974 para lo cual habían tenido que dejar en el camino al todopoderoso equipo de México que así se perdía su primer Mundial desde 1950. Mientras que los cubanos con un inmenso Jorge Massó liderando los hilos del equipo habían estado a punto de vencer a los polacos, terceros del mundo, en las recién terminadas Olimpiadas de Montreal.

domingo, 13 de diciembre de 2009

Francisco Fariñas

Pese a no ser un jugador que impresionaba por su físico 164 centímetros de estatura y 60 kilos de peso se ganó un inmenso respeto por las defensas contrarias debido a su inmensa capacidad goleadora.

Francisco Fariñas Gutiérrez nació un 2 de Abril de 1949, “Frank” se inicio en el futbol bajo las órdenes del entrenador José R. Alberich, para luego jugar en la escuadra de Las Cañas como extremo izquierdo junto a Carlos Loredo. Compitió en los primeros y segundos Juegos escolares de 1963 y 1964 defendiendo los colores habaneros, en ese segundo año integró el equipo Industriales que conquistó el primer lugar en el Campeonato Nacional de Segunda Categoría. Un año después lo hacía defendiendo a los Administradores, dirigido por Andrés Acosta.

Ese mismo año fue convocado a la preselección que se preparaba para competir en el torneo del Caribe a celebrarse en la Isla de Curazao al año siguiente (1966). En ese torneo Cuba debió enfrentar a Puerto Rico al que venció 6-0 y a Curazao del que dio cuenta con marcador de 1:0, de la cosecha de 7 goles 2 fueron a la cuenta de Fariñas.

A su regreso ingresa a la ESPA e intervino en el Campeonato Nacional Juvenil con el Campeón Industriales. Casi de inmediato es llamado a las filas del preseleccionado nacional de primera categoría con vista al torneo de la CONCACAF de 1967 al cual asistieron además de nuestro equipo representaciones Jamaica (anfitrión), Haití, Trinidad y Tobago y Antillas Holandesas.

En ese mismo año participó en los juegos Panamericanos de Winnipeg, Canadá. También estuvo presente en las eliminatorias olímpicas de 1968, los Centroamericanos y del Caribe en Panamá (1970), y los Panamericanos de Cali, Colombia (1971).

En 1974 integra el equipo que participó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de República Dominicana en donde se revalida la corona obtenida cuatro años atrás en Panamá. En 1975 regresa con el cuadro nacional a unos Panamericanos donde Cuba pierde dos plazas con respecto a os de Cali al terminar en quinto puesto.

En 1976, una falla arbitral lo privó del que tal vez hubiese sido el gol más importante del fútbol cubano. La selección cubana se enfrentaba a la todo poderosa Polonia, tercera en el Mundial de Alemania Federal efectuado solo dos años antes y donde había vencido a Brasil, con el marcador cero a cero Frank logra batir a Tomaszewski, tras una excelente jugada del equipo cubano pero el juez de línea anuló la jugada por un supuesto fuera de juego que nunca existió, el gol no subió al marcador y este no se movió más consumándose una de las mayores sorpresas del futbol Olímpico.

En 1978 asiste nuevamente a los Juegos Centroamericanos, en esta ocasión en Medellín, en donde se proclama campeón por tercera vez.

Participa además en las eliminatorias para el Mundial de Argentina en 1978 y en la de España 1982, durante estas es parte importante del equipo cubano que se queda a solo un paso de la clasificación durante la Hexagonal efectuada en Tegucigalpa.

A lo largo de su carrera recibió múltiples ofertas de equipos extranjeros entre los que sobresale la oferta recibida en 1967 por el Toluca mexicano.